Los efectivos del Consorcio de Prevención y Extinción de Incendios (CPEI) de la Diputación de Badajoz que han recibido la primera vacuna contra la Covid-19 de AstraZeneca no han expresado por el momento “ningún problema físico”.

“Hasta el día de hoy no han expresado ningún problema físico, todo va bien”, ha reconocido preguntado por este asunto el diputado del CPEI, Juan Manuel Ortiz, que en relación a la labor de estos efectivos el pasado 2020 en plena pandemia ha destacado su “valentía”, durante un año en el que se ha enfrentado un virus “que ha sido un gran desconocido” y ante lo cual se ha tenido que ir aprendiendo poco a poco.

En este mismo sentido, ha recordado los inicios de la pandemia y que los bomberos “incluso” se ofrecieron a través de una lista de voluntarios “de forma altruista y desinteresada” para efectuar desinfecciones en aquellos escenarios en los que el coronavirus estaba causando más víctimas por aquel entonces, y sigue causando, según ha lamentado, como son las residencias de ancianos.

“Es difícil entender cómo en una pandemia, de la que en esos inicios desconocíamos muchos aspectos e incluso cómo se transmitía y demás, que haya gente y un cuerpo como este de bomberos que, de forma altruista y como digo desinteresada, se ofrezca voluntario para luchar en primera línea como lucharon ellos frente a esta pandemia”, ha reconocido.

Al respecto, Ortiz ha hecho hincapié en que “nunca” sabrán un número específico, pero que cree que sus actuaciones al frente de esas desinfecciones salvaron “muchas vidas” en la región.