La enfermera azuagueña Inmaculada Hinojosa permanece confinada en la residencia de ancianos Virgen del Rosario de Peñarroya – Pueblonuevo desde el pasado día 1 de abril, y allí  continuará hasta la finalización del estado de alarma. Esa es la decisión que han tomado los trabajadores del centro para proteger a los residentes frente al  COVID-19, y de momento lo han conseguido, porque no han registrado ningún caso.

En el centro quedaron confinados 28 de los trabajadores para proteger a un centenar de  personas mayores residentes y  evitar así el contagio del coronavirus a los ancianos, a ellos mismos y a sus familiares. El centro cuenta con 70 trabajadores en total,  cerca del 50% de la plantilla, de las distintas ramas profesionales se encuentran encerrados.
En el mismo centro hay otros trabajadores de Azuaga, como la terapeuta ocupacional, Cristina Gómez, y de Granja de Torrehermosa.
Inmaculada, enfermera de profesión ha contado en Onda Cero que se han hecho pruebas porque al menor síntoma que atisban en los residentes los ponen en aislamiento en un espacio diferente “y hemos conseguido que les hagan la prueba a todos los que presentan algún síntoma respiratorio y hasta ahora todos han dado negativo”.
“Entré a trabajar el día 1 de abril en el turno de tarde y de momento no he vuelto a Azuaga. He decidido quedarme con ellos porque es mi vocación, me gusta mucho, y si las familias ahora no los pueden atender, lo hacemos nosotros”,añade.

Echa de menos a su hijo pequeño de 15 meses y a su familia y dice que se viene abajo en las videollamadas, “cuando me pongo en contacto con mi familia. lo paso mal, aunque luego me repongo”. Afirma Inmaculada que calcularon quedarse unos 15 dias, pero lo van a alargar mucho más tiempo, “sobre todo hasta que pase el pico de contagios”.

Comienzan a trabajar a las siete de la mañana a tres turnos y dice que intentan respetar las horas de trabajo de cada turno, “aunque finalmente acabamos ayudando al resto de compañeros”.
En la sala de visita de los familiares residentes han acondicionado y habilitado su lugar de descanso para este tiempo.
Por último, manifiesta que los residentes están al tanto de todo “les hemos contado la situación y lo comprenden y están al día de lo que ocurre, saben en cada momento lo que está pasando.”