La Junta de Extremadura planteará a lo largo de esta semana al Ministerio de Sanidad la posibilidad de celebrar este año una nueva edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida en “agosto”, con una reducción en la programación y en el aforo del mismo.

Así lo ha avanzado el jefe del Ejecutivo autonómico, Guillermo Fernández Vara, en rueda de prensa telemática, en la que ha precisado que la propuesta no está “ultimada de todo”.

En su opinión, lo que se haga con el certamen emeritense puede ser “un buen laboratorio para lo que se vaya a hacer a partir del 1 de septiembre con el teatro y las artes escénicas en general en el país”.

Según Vara, si hay un cambio en la programación y en el aforo del evento, habrá que “reajustar” el acuerdo alcanzado inicialmente con el adjudicatario del festival.