“El Servicio Extremeño de Salud (SES) hace una apuesta constante y permanente por la dotación de equipamiento médico-asistencial para proporcionar a los centros hospitalarios de la región los equipos necesarios y combatir la obsolescencia tecnológica de los actuales”, afirman desde la Junta de Extremadura.

Así, el SES invertirá 3.114.000 euros de fondos europeos (FEDER) con la cofinanciación de la Comunidad Autónoma en este equipamiento, destinado a diferentes hospitales de la Comunidad Autónoma, tras su aprobación este martes por el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura.

Esta inversión contribuye de forma definitiva a la mejora en la precisión de los diagnósticos, en la seguridad de los pacientes, ya que se emiten menos radiaciones, y en la calidad de la atención sanitaria en Extremadura desde el Sistema Sanitario Público de Extremadura.

Se invertirá más de un millón de euros en una Resonancia Magnética de última generación para el Complejo Hospitalario Universitario de Badajoz, que mejorará la precisión del diagnóstico por la imagen de diferentes enfermedades, y alrededor de 400.000 euros en radiología digital en los Hospitales de Coria y en el Complejo Hospitalario de Badajoz.

De la misma forma, se realizará una inversión en 7 ecógrafos de última generación por valor de más de 590.000 euros, destinados a los hospitales de Navalmoral de la Mata, Coria, Don Benito-Villanueva de la Serena, Hospital Virgen del Puerto de Plasencia y de Llerena-Zafra.

Más de 410.000 euros son para la adquisición de un nuevo equipo para litotricia (lipotriptor) en el Hospital de Mérida, y también en este centro hospitalario se invertirá en un nuevo retinógrafo y en un nuevo ecobroncoscopio, que mejorará el diagnóstico ocular y en neumología.

En el área de Urología del Hospital Virgen del Puerto de Plasencia se invertirá en una nueva torre de laparoscopia en tres dimensiones y en el área de Salud de Llerena–Zafra en un arco quirúrgico digital, para intervenciones más precisas desde el punto de vista de la traumatología y vascular.

Por último, se invertirá en el Hospital Don Benito-Villanueva de la Serena para mejora de la monitorización en la Unidad de Cuidados Intensivos.