Unidas por Extremadura ha exigido a la Junta que agilice el pago a proveedores para mejorar la liquidez de las pymes y autónomos durante la emergencia sanitaria, así como abonar los convenios suscritos con las entidades del tercer sector “que en estos momentos están atravesando por una difícil situación”.

La portavoz de este grupo parlamentario, Irene de Miguel, ha afirmado que las pequeñas empresas y el colectivo de los autónomos, que representan al “80 %” del tejido productivo extremeño, “necesitan que la Administración ordene el abono de todos sus compromisos de pagos por servicios ya prestados de forma urgente”.

De esta forma, ha añadido, “las empresas podrían aliviar en parte la situación que están padeciendo con motivo de la crisis del coronavirus”, según recoge la coalición en un comunicado.

De Miguel ha explicado que el importe total de la deuda comercial de las comunidades autónomas se sitúa en torno a los 6.000 millones de euros, según los datos del Ministerio de Hacienda, “que supondría una importante inyección económica para pymes y autónomos, si las Administraciones públicas ordenaran agilizar esos pagos”.

La también presidenta de Unidas Por Extremadura ha recordado que el Gobierno de Guillermo Fernández Vara “tarda 41,06 días en hacer frente a sus compromisos, diez días más del límite legalmente establecido por la Ley de Morosidad”.

“Extremadura está tardando en pagar a las empresas y autónomos casi 20 días más que Andalucía, que es la comunidad autónoma que con más rapidez está abonando sus deudas”, ha asegurado.

Del mismo modo, ha reclamado al Ejecutivo regional que abone inmediatamente los convenios y otros compromisos suscritos con entidades y asociaciones del tercer sector, “porque están realizando servicios que debería llevar a cabo la Administración sin apenas liquidez para poder hacerlos en una situación como la actual”.

Por último, ha instado a la Junta a que ponga encima de la mesa medidas específicas para este colectivo, al igual que lo está haciendo el gobierno de coalición y otras comunidades, “donde algunas han exonerado del pago de impuestos autonómicos a pymes y autónomos, además de lanzar líneas de préstamos específicas”.