La Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) solicitará a los ayuntamientos la eliminación del tiempo mínimo de estacionamiento en la zona azul para que cobren en función del tiempo real que se usa el servicio.

El presidente de UCE, Javier Rubio, ha presentado el informe sobre las normativas reguladoras de estacionamiento en las principales ciudades extremeñas, “El lujo de aparcar en la calle, zona azul”, recogido en la revista Consumidorex.

Según ha explicado Rubio, cada ayuntamiento establece el precio, la configuración, la delimitación de las zonas, los tiempo máximos y mínimos de estacionamiento así como la forma de pago en caso de denuncia, a través de Ordenanza Reguladora de Aparcamiento de Vehículos de Tracción Mecánica (ORA).

No obstante, la forma más habitual de gestión es otorgar la concesión del servicio a una empresa privada.

Para este estudio, UCE ha analizado las normativas de estacionamiento regulado de Cáceres, Mérida, Don Benito, Villanueva de la Serena, Navalmoral de la Mata, Zafra y Villafranca de los Barros.

El tiempo mínimo de estacionamiento varía desde los 15 minutos en Don Benito, Villanueva de la Serena y Villafranca de los Barros con un precio de 0,15 euros y 20 minutos a 0,21 euros en Mérida, hasta los 40 minutos en Cáceres por 0,30 euros.

En su opinión, el tiempo mínimo independiente a la necesidad de aparcamiento conlleva pagar un servicio que a veces no se utiliza y, en consecuencia, un enriquecimiento “injusto” de la administración que lo gestiona.

Incluso se puede dar el caso de que dos vehículos utilicen la misma plaza dentro del servicio mínimo abonado si ambos han estacionado por un plazo inferior a 20 minutos cada uno.

En cuanto a la diferencia de precios entre localidades, Mérida es la más cara, con una tasa por hora que alcanza 0,92 euros frente los 0,50 euros que cuesta la primera hora en Cáceres, la más económica.

El resto de municipios pagan 0,60 euros excepto Navalmoral de la Mata que tiene un precio ligeramente inferior a los 0,55 euros.

El tiempo máximo de estacionamiento también está regulado en todas las localidades. En el caso de Zafra y Villafranca de los Barros es de tres horas, mientras que en el resto es de dos horas.

Respecto a las multas, todos los municipios contemplan en sus ordenanzas infracciones por exceder el tiempo de estacionamiento abonado y por aparcar en la zona azul sin ticket.

En el caso de haber sobrepasado el tiempo de estacionamiento, se ofrece la posibilidad de anular la denuncia antes de que se inicie el proceso sancionador por importes que van desde los 2,40 euros en Villafranca de los Barros y Zafra, hasta los 4,17 euros en Mérida.

En Cáceres, Don Benito y Villanueva de la Serena anular esta sanción tiene un coste de tres euros mientras que en Navalmoral de la Mata se deben abonar tres euros por cada hora no pagada.

El tiempo disponible para anular la multa también depende de cada Ayuntamiento y varía desde los 30 minutos en Villafranca de los Barros hasta las dos horas en Mérida.

La única localidad que ofrece la posibilidad de anular la sanción por falta de ticket es Mérida, por un precio de 8,34 euros siempre que el pago se realice en un plazo de dos horas.

Según contemplan las ordenanzas municipales, una vez transcurrido el tiempo máximo para la anulación, se obliga al pago de una multa que varía desde los 40 euros en Navalmoral de la Mata hasta los 90 en la capital autonómica.

A preguntas de los periodistas sobre el nuevo Ministerio de Consumo, Rubio ha asegurado que era una reclamación que las asociaciones de consumidores han realizado durante décadas.

Para Rubio, el consumo no puede ser el “hermano pobre” de la sanidad, un área que ha definido como “un monstruo tremendo que se lleva el presupuesto de todas las comunidades autónomas”.

En este sentido, ha valorado la creación del nuevo ministerio que, a su juicio, deberá luchar por un mayor presupuesto e incidir en las políticas de consumo que serán buenas para los derechos de los consumidores