El Ministerio de Sanidad ha rechazado eliminar las franjas horarias en esta fase uno, como pedía Extremadura, al considerar que es “muy importante seguir teniendo pasillos horarios para distintas actividades” y también porque “ayuda a recordarnos que tenemos que actuar con prudencia y con mucho respeto al virus”.

Así lo ha manifestado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, a preguntas de los medios en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El titular de Sanidad ha aludido además a la orden publicada el pasado sábado en el BOE que “permite a las comunidades autónomas desplazar las franjas horarias en horquillas de dos horas para adaptarlas a las mejores condiciones climáticas de cada territorio”.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, había solicitado al Gobierno la supresión de las franjas horarias, pues considera “absurdo” que en la fase uno las personas puedan “moverse libremente” dentro de la misma provincia, ir a comercios y cafeterías, pero la práctica deportiva o los paseos se tengan que realizar en un período concreto.

Tras conocerse la postura del Gobierno al respecto, desde el Ejecutivo extremeño han señalado a EFE que acatan esta decisión y “en próximos días” sacará una instrucción con las modificaciones de franjas horarias que permite la orden para paseos y deporte en previsión de climatología calurosa la próxima semana.

El Gobierno regional también ha recordado que las franjas horarias afectan a los municipios de más de 5.000 habitantes y que los de menos población no tienen esta limitación.