La hornachega, Nuria Machío, que padece drepanocitosis, una enfermedad rara, ha contado en Onda Cero que gracias a Isabel Gemio el SES pondrá en marcha la máquina de aféresis que necesita para mejorar su calidad de vida.
“Isabel vino a Extremadura a presentar su libro “Mi hijo, mi maestro”, y nos pusimos en contacto con su Fundación para contarle mi caso. Después ella se puso en contacto con nosotros, personalmente, ella, y quería que fuera a la presentación del libro, quería conocerme e interesarse por mi caso. Ella llamó al consejero de Sanidad cosa que yo ya mandé una carta a la Junta tanto al presidente que me derivó al consejero y también al SES que no me dió contestación ninguna. Isabel llamó personalmente al consejero y le preguntó por mi caso y a las pocas horas el gerente del Área de Salud de Mérida me llamó y dijo que la máquina la van a poner en funcionamiento lo antes posible”, ha afirmado.

La drepanocitosis es una enfermedad rara que afecta a la sangre. Nuria Machío la padece desde su infancia. Hasta el momento el tratamiento que recibe son transfusiones sanguíneas por las que tiene que desplazarse de manera periódica desde su localidad, Hornachos hasta el Hospital de Mérida donde recibe el tratamiento.
Nuria ha explicado en Onda Cero Sur de Extremadura que el tratamiento que está recibiendo está perjudicando a su salud ya que el método usado por el servicio de hematología para las transfusiones es manual, a través de un reservorio que tiene colocado, además la cantidad de sangre extraída es alta para el peso de la joven.
Este tratamiento comienza a dejar secuelas en el cuerpo de la joven, además de mermar su calidad de vida. Por esto Nuria había pedido que le
permitieran utilizar para su tratamiento la máquina de aféresis que hay en el Hospital Universitario de Badajoz ya que todo serían ventajas, dado que las transfusiones se realizan con mayor rapidez y tendrían una periodicidad más espaciada.