El doctor Robles, jefe del Servicio de Nefrología del Complejo Hospitalario Universitario de Badajoz, considerado como un experto en hipertensión, ha animado a las personas que tienen la tensión alta a que anden por su casa, “de esquina a esquina”, y realicen ejercicio suave durante el confinamiento para evitar un descontrol en su enfermedad.

Casi un 43 por ciento de la población adulta en España es hipertensa, según datos de la Fundación Española del Corazón, un porcentaje que se incrementa en los colectivos de más edad y que hace que esta sea la enfermedad más extendida en el país, por lo que Nicolás Roberto Robles recomienda a todas las personas con tensión alta, aunque estén medicados, a que se muevan todo lo posible en sus casas y hagan un ejercicio suave.

A estos enfermos se les aconseja que realicen 150 minutos a la semana de ejercicio, lo que equivale a paseos de 30 minutos cinco días a la semana, una rutina que deben de seguir en sus domicilios, aunque tengan que caminar de esquina a esquina de sus casas y hacer algunos movimientos de brazos, según el doctor Robles.

Tras advertir también de que “no nos pasemos con la alimentación”, este especialista médico está convencido de que el grado de control de la hipertensión va a empeorar en España debido a estos días de confinamiento por el COVID-19.