Los municipios de la Mancomunidad Tierra de Barros – Rio Matachel como Villafranca de los Barros, Hornachos o Ribera del Fresno entre otros deciden que no abrirán este verano las piscinas municipales, “apelando al sentido común y a la responsabilidad y a la imposibilidad de reunir las condiciones necesarias para evitar contagios entre los usuarios”.

En una nota firmada conjuntamente por todos los alcaldes quieren dejar patente “que a juicio de sus respectivos ayuntamientos, dicho protocolo establece una serie de medidas de inverosímil cumplimiento y que conllevan demasiadas dificultades para una apertura segura y que no ponga en peligro a usuarios y trabajadores. En la nota se afirma que “el problema no es tanto la seguridad en el vado de las piscinas, pues los productos químicos de uso habitual parecen ser suficientes para eliminar el COVID 19 en el agua. Por contra, la principal dificultad reside , según los regidores municipales, en la necesidad del distanciamiento de seguridad que los usuarios deben mantener para no favorecer la propagación del virus, así como los controles de higiene y limpieza, además del control de aforo, muy limitado tanto en el vaso como en las instalaciones y que en conjunto suponen una serie de requisitos demasiado difíciles de garantizar en las localidades para poder mantener la seguridad del recinto de manera completa.

En la nota se afirma que para todos los alcaldes y alcaldesas de la comarca “lo prioritario en estos momentos es proteger en la medida de lo posible la salud de los vecinos y vecinas reduciendo al máximo las situaciones de riesgo potencial de contagio, y por tanto consideran que no se reúnen las condiciones para poder abrir las instalaciones de las piscinas municipales de estos municipios con las suficientes garantías para impedir contagios”.

La nota termina diciendo “en vista de todo lo cual los distintos Ayuntamientos de la Mancomunidad que son Villafranca de los Barros, Hornachos, Ribera del Fresno, Puebla de la Reina, Palomas, Hinojosa Del Valle y Puebla del Prior han acordado de manera conjunta para evitar trasvase de bañistas de unas localidades a otras no abrir las instalaciones de sus respectivas piscinas municipales durante la temporada de baño 2020”.