Extremadura se cultivan alrededor de 70.000 hectáreas de olivar con destino a aceituna de mesa.

La Unión Extremadura ha instado a las industrias transformadoras a iniciar las negociaciones contractuales de la aceituna de mesa con los productores para evitar «conflicto» al inicio de la campaña de recolección.

El sector de la aceituna de mesa en Extremadura es uno de los que más mano de obra genera debido principalmente al método de recolección manual para no dañar la piel del fruto.

Asimismo, en Extremadura se cultivan alrededor de 70.000 hectáreas de olivar con destino a aceituna de mesa, unas 46.177 hectáreas en Badajoz y alrededor de las 23.885 hectáreas en Cáceres entre secano y regadío, con una producción media de unas 202.000 toneladas de aceituna de mesa, las cuales generan alrededor de los 600.000 jornales entre mano de obra como cuenta propia y asalariada.

Por este motivo, la organización agraria ha considerado en rueda de prensa que es «fundamental» defender un «precio digno» por estas aceitunas para que las más de 10.000 explotaciones sean rentables, tanto para los productores como para la industria transformadora.

De esta forma, La Unión ha indicado que el artículo 9 bis de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria establece que las negociaciones comerciales anuales se cerrarán y firmarán por las empresas en unos plazos razonables, para que ninguna parte negociadora pueda utilizar la dilación indebida para debilitar a la otra parte negociadora.