El director general de Turismo, Francisco Martín Simón, ha participado este miércoles en Monesterio en la primera reunión de trabajo de la Agrupación de Comercialización Turística Zafra-Sur de Extremadura, una iniciativa en la que colaboran empresas de manera voluntaria para aglutinar toda su oferta y venderla de forma conjunta en el mercado nacional e internacional.

Han asistido a esta reunión, celebrada en el Hotel Desconecta2, el alcalde de Monesterio, Antonio Garrote, y representantes de establecimientos hoteleros que suman 832 plazas de alojamiento en la zona sur de Extremadura, además de empresas de actividades turísticas y de tecnología. “Hoy hemos acordado dar un impulso a la comercialización de forma conjunta y coordinada.

En Fitur 2023, firmaremos una declaración de intenciones de este nuevo proyecto que une esfuerzos en torno a hoteles de categoría, gastronomía e historia. Estamos poniendo en marcha la comercialización turística 4.0”, ha afirmado Francisco Martín. La reunión de hoy da continuidad a otras que ha habido para constituir una agrupación similar en Plasencia-Norte de Extremadura.

Está previsto que se creen iniciativas idénticas en las zonas turísticas de Cáceres entorno y Mérida, Badajoz y entorno. Con este objetivo, el pasado 14 de noviembre, el director general de Turismo, acompañado de varios empresarios de la región, visitó la localidad portuguesa de Fátima para conocer de primera mano la experiencia de Fátima Hotels Group, diez unidades hoteleras que mantienen su gestión independiente y sus marcas, pero que han creado una central de reservas única para vender sus 1.000 camas y captar más clientes en un destino religioso que recibe cada año unos seis millones de visitantes.

“La Agrupación de Comercialización Turística Zafra-Sur de Extremadura es una nueva modalidad de cooperación privada-privada. Las Administraciones no estamos aquí para sustituir a las empresas sino para apoyar iniciativas innovadoras que aporten valor y ayuden a posicionar la oferta turística en el mercado”, ha añadido. Antes de la reunión con los empresarios, Francisco Martín visitó La Dehesa de Don Pedro, también en Monesterio, un hotel boutique de cinco estrellas situado en un cortijo del siglo XIX, en funcionamiento desde finales de verano. “La Dehesa de Don Pedro, Desconecta2 y Apartamentos Turísticos Oikos, con unas inversiones conjuntas de 8 millones de euros, son establecimientos de gama alta y configuran a Monesterio como la vanguardia, el municipio que lidera la revolución silenciosa de la nueva oferta turística de Extremadura”, ha destacado.

En la región, ha recordado Francisco Martín, han abierto en los últimos dos años 22 establecimientos hoteleros con 648 plazas de alojamiento y 197 empleos directos. “Esto se debe al esfuerzo de los empresarios y a las políticas de acompañamiento de los Ayuntamientos y de la Junta de Extremadura. Nuestra región es el nuevo Eldorado para las inversiones turísticas”, ha concluido.