La Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza) iniciará el próximo septiembre el proyecto “RUFA”, con el que pretende avanzar en la recuperación de la perdiz roja y de otras aves esteparias.

El presidente de Fedexcaza, José María Gallardo, ha informado de que ya se han firmado los convenios necesarios para trabajar en este proyecto, de la mano también de la entidad Artemisan, en un coto llerenense, en la Campiña Sur.

El trabajo se desarrollará en 11,8 hectáreas de “eco-esquema” -espacios donde se incentivan prácticas agrícolas y ganaderas eficientes-, dentro de un terreno total de 800 hectáreas.

Este proyecto agroambiental se desarrollará en un entorno cerealístico, pues si los resultados son positivos “lo serán en prácticamente cualquier zona”, ha pronosticado.

El proyecto incide en la creación de una red de cotos y fincas demostrativas para medidas de gestión agraria y cinegética, o en establecer grupos de trabajo de entidades y personas interesados en la conservación de la perdiz roja.

La fecha de inicio del proyecto se debe al comienzo del calendario agrícola y de tareas como la realización de barbechos o lindes.

“El objetivo es la recuperación de la perdiz salvaje a través de la recuperación del hábitat, pues es la mejor solución para su repoblación”, ha dicho.

Fedexcaza desarrolla otros proyectos relacionados con la recuperación de la caza menor, como el Plan Integral para la Recuperación de la Tórtola Europea en la Península Ibérica (PIRTE), desde mayo en dos cotos locales y dos privados de Monroy y Garlitos.

Además, en el primer semestre del año se ha solicitado, junto con Apag Extremadura-Asaja, la realización de un grupo operativo de innovación, denominado “Innodehesa”, para la recuperación de la fauna menor y la biodiversidad.

Este proyecto, que se desarrollaría en un coto privado y en otro local enclavados en La Parra, aborda cuestiones como el rejuvenecimiento del arbolado o la disminución de la burocracia.

Esta entidad aborda también otros problemas existentes con iniciativas como “Innotubex”, en la que con Asaja Cáceres y la Universidad de Extremadura (UEx) analiza la problemática de la tuberculosis.

También tienen otro proyecto con Artemisan para estudiar trabajos agroambientales en otros países.