La Confederación de Organizaciones Empresariales de la Provincia de Badajoz (Coeba) ha alertado del “negativo” impacto, “posiblemente sin precedentes”, que dejará la actual crisis sanitaria por el Covid-19 en la economía y empresas de la provincia pacense y de la comunidad extremeña.

En declaraciones a EFE, el presidente de Coeba, Emilio Doncel, ha señalado que los primeros análisis de la situación generada por la crisis del coronavirus en las empresas de la provincia deja un escenario “muy negativo” del que “se es muy difícil saber cuándo se va a salir”.

Las repercusiones del confinamiento, la paralización de la actividad y, en su opinión, la “mala gestión” en las medidas tomadas en pos de la economía y de las empresas por parte del Gobierno, con “múltiples cambios, algunos de última hora, e iniciativas insuficientes”, dejan un negro panorama.

En este sentido, Coeba considera que “nadie conoce ahora cómo arrancará la actividad al final del confinamiento” pero, a juicio de la patronal pacense, faltan medidas “más contundentes” para segmentos fundamentales en Badajoz y Extremadura por su tejido productivo, como son las pymes y los autónomos.

Hostelería, turismo, comercio o autónomos, entre otros, son los sectores más afectados en la provincia en la actualidad debido a la paralización de la actividad.

Los empresarios ven insuficientes las medidas del Estado, no solo para aportar liquidez a esos negocios cerrados, sino para evitar que se deban afrontar pagos fiscales en un momento de nula actividad.

Una situación que “no es mejor” en otras actividades que pararon el pasado lunes, como la mayor parte de la construcción, o en las que siguen abiertas pero con unos ingresos reducidos al mínimo, como son las estaciones de servicio.