• Acto de homenaje a las víctimas del Terrorismo de la Policía Nacional celebrado en la Delegación del Gobierno en Extremadura

El delegado del Gobierno en Extremadura, José Luis Quintana, y la jefa Superior de Policía de Extremadura, María Elisa Fariñas, han presidido hoy en la Delegación del Gobierno el acto de homenaje a las víctimas del Terrorismo de la Policía Nacional en Extremadura.

Quintana ha querido rendir tributo a todos aquellos hombres y mujeres que dieron su vida por la libertad y la seguridad de nuestro país. “Éste es nuestro modesto homenaje a los policías nacionales asesinados por la banda criminal ETA, con este acto queremos expresar nuestra más sincera gratitud, reconocer su sacrificio y mantener viva su memoria, garantizando que su legado perdure a través del tiempo y que las generaciones futuras no olviden el alto precio que costó la paz”.

En este sentido, el delegado ha reafirmado el compromiso ético y moral que tiene el Gobierno de España con las víctimas, por eso en 2011 se aprobó la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, una ley que articula los recursos del Estado para resarcir, en la medida de lo posible, el dolor de las víctimas y de sus familias.

Durante su intervención, Quintana ha explicado que la sociedad española y su gobierno no sólo han decidido ayudar a las víctimas y a sus familias, sino también reconocer públicamente su ejemplaridad. “Tenemos muy claro que debemos mantener viva en la sociedad española la memoria, la dignidad de las víctimas, la justicia y la verdad” ha expresado el delegado.

Asimismo, el delegado ha recordado que Extremadura no sufrió nunca un atentado terrorista en el territorio pero que más de medio centenar de extremeños entregaron su vida por la sinrazón del terrorismo y muchos más han padecido sus consecuencias.

“Hoy recordamos a los Policías Nacionales que perdieron su vida a manos de la barbarie terrorista; recordémosles con orgullo. Todos ellos dieron su vida por la Democracia y por la paz; por una España segura y sin violencias; es nuestra obligación no sólo recordarles y honrarles, sino luchar cada día por una España democrática, tolerante y en paz”, ha concluido Quintana.