El Ayuntamiento de Feria  se ha visto obligado a cerrar sus puertas hasta el 29 de mayo al prescribirse cuarentena para sus catorce trabajadores, incluida su alcaldesa, Manuela Cornejo, tras dar positivo por coronavirus uno de ellos, aunque todos están asintomáticos.

Según ha explicado Manuela Cornejo a Canal Extremadura Radio, uno de los trabajadores municipales decidió acudir a una clínica privada a hacerse el test, que por dos veces dio positivo, por lo que el Servicio Extremeño de Salud (SES) le hizo el PCR, que confirmó el diagnóstico.

Por este motivo, en el centro de salud de este municipio, de poco más de un millar de habitantes, le han prescrito una cuarentena de catorce días y la alcaldesa ha pedido al SES que les haga la prueba a los catorce trabajadores, que ya les ha comunicado que el protocolo establece la cuarentena.

Manuela Cornejo ha explicado que no descarta hacerle las pruebas por su cuenta “porque no puedo tener a catorce familias pendientes de si o no y esperando a ver si desarrollamos la enfermedad”. EFE