Cierre provisional de los Parques de Bomberos de Llerena, Villafranca y Fregenal. Estos parques se quedan con guardia localizada. Desde el CPEI están informando a sus respectivos alcaldes de esta nueva iniciativa.

Hasta este mismo momento, el Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios ha venido realizando las tareas propias del servicio, desde una actitud preventiva y cauta, tratando de preservar a este servicio de posibles contagios por COVID-19, y de las consecuencias negativas del mismo, más aún en un servicio en el que “conviven varias personas en un espacio relativamente reducido como es un parque de bomberos”.

Este servicio, de vital importancia para preservar la seguridad y la salud de los ciudadanos de la provincia de Badajoz, va incorporarse a las tareas de desinfección de vehículos y edificios frente al coronavirus, pasando a  de estar en una segunda línea, a liderar las tareas de desinfección. Así el consorcio va a proceder al cierre provisional de Parque de Bomberos de estos municipios,  con el fin de preservar y racionalizar los recursos humanos de los que disponen, quedando los mismos activos, pero reservados frente a esta pandemia, y a la espera de cubrir las posible bajas de compañeros que se pudieran causar. Del mismo modo, tanto las instalaciones, como vehículos, quedarán en situación de reserva, a la espera de ser utilizados en el caso de contaminación por COVID 19 de algún parque o vehículo contaminado.

Desde el CEPEI animan a los alcaldes  a continuar con la lucha contra esta amenaza global que es el COVID-19. Una pandemia “que amenaza tanto la salud y las vidas de nuestros familiares y vecinos, como nuestra forma de vida”. La solución ante esta amenaza, pasa por una respuesta global y unánime de la sociedad, y por estricto cumplimiento de las normas higiénico-sanitarias dictadas por las autoridades sanitarias, señalan.