La presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, ha lamentado este miércoles haber conocido por las redes sociales la propuesta del Grupo Parlamentario Unidas por Extremadura para que las diputadas y diputados regionales renuncien a parte de su sueldo para destinarlo a la compra de material sanitario.

De hecho, Unidas por Extremadura ya ha anunciado que renunciarán al 50 por ciento de su sueldo durante la crisis del coronavirus para tal objetivo.

A través de un comunicado de prensa, Martín ha lamentado conocer dicha propuesta por las redes sociales cuando existe “un contacto permanente” con los miembros de la Mesa del Parlamento regional y con los portavoces de todos los grupos parlamentarios, incluida la diputada de Unidas, Irene de Miguel.

Martín ha afirmado que en ningún momento esta iniciativa ha sido propuesta a los órganos de gestión de la Asamblea de Extremadura y ha expuesto que “las medidas que afectan a los miembros del Parlamento autonómico no se pueden tomar de manera unilateral”, por lo que ha tildado el anuncio de Unidas por Extremadura como mera “medida populista”.

Así, ha resaltado que en estos momentos “tan duros que está viviendo la sociedad extremeña lo que menos se necesita es demagogia”, pues De Miguel “podría haber hecho esta propuesta a los órganos de la Cámara antes del pasado viernes, cuando cobraron sus respectivas nóminas del mes de marzo”.

Esta nómina la cobran íntegramente sin tener conocimiento la institución de esas donaciones que han anunciado desde que la formación ostenta representación en el Parlamento extremeño.

De igual modo, ha apuntado que tampoco han expresado su renuncia en ningún momento a la asignación que les corresponde como grupo parlamentario.

Martín ha explicado que la Cámara autonómica sigue adoptando medidas en coordinación con el resto de parlamentos regionales del país, por lo que las cuestiones que afectan a los legislativos son semejantes en dichas Cámaras, mediante el foro de la COPREPA que preside la Asamblea de Extremadura.