APAG Extremadura Asaja ha pedido la retirada del proyecto de Norma de Calidad de Aceite de Oliva elaborado por el Gobierno al entender que es “insuficiente”, pues “no ayuda” a un sector que se encuentra inmerso en “una grave crisis y con unos precios insostenibles para el productor”.

Su presidente, Juan Metidieri, ha afirmado, a través de una nota de prensa, que la norma de Calidad del Aceite de Oliva debe “arrojar transparencia y seguridad” tanto al agricultor como al consumidor, algo que no presenta el proyecto presentado por el Gobierno.

A juicio de Metidieri, la nueva norma debería permitir, entre otras cosas, la “perfecta identificación” de los distintos tipos de aceite de oliva, desde el virgen extra al virgen, aceite de mezcla o no refinado, e incluir una identificación clara de los olivares de procedencia, dependiendo del sistema, y siempre en favor del aceite producido en olivar tradicional.

Para el dirigente agrario, el borrador de la actual norma “no aporta ninguna transparencia o claridad”, lo que hace que en vez de ayudar a los agricultores lo que permita es que se convierta en “una herramienta clara para la especulación”.

Además, la nueva norma en la que se está trabajado también es “confusa”, pues modifica la definición del olivarero en “elaboradores de aceite y no productores de aceituna”, además de incluir otros aspectos como es la obligatoriedad de envasar el aceite de oliva virgen extra en cristal, lo que incrementa “los costes en nuestras cooperativas y almazaras”.