El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha calificado de “lavado de imagen” las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros, publicadas en el BOE de hoy, destinadas a la agricultura y la ganadería puesto que considera que “no van a valer para nada” y no incluyen ni un solo euro para el sector.

Para argumentar estas afirmaciones, Metidieri ha recordado que muchas de las propuestas aprobadas ayer ya se incluían en la Ley anterior de la cadena alimentaria, aunque nunca se llegaron a aplicar, como es la venta a pérdidas, por lo que lo anunciado por el ministro Planas “es más de lo mismo”.

El líder agrario también ha echado de menos en las medidas la inclusión de bonificaciones o rebajas en los costes de producción vinculados a los insumos, puesto que el gran problema del campo es que todo ha subido menos el precio de las cosechas, por lo que se esperaba que se actuara sobre el coste de los abonos, fertilizantes, semillas o gasóleos agrícolas, por citar algunas cuestiones. Tampoco se incluye financiación o préstamos a 0% ni dinero contente y sonante para ayudar al sector primario, algo que sí han hecho otros países, como Francia o Alemania.

Se han echado de menos, continúa APAG Extremadura Asaja, medidas concretas en materia laboral, como podrían ser rebajas fiscales en las contrataciones o en las cuotas de la seguridad social, destinadas a la contratación en el campo. En vez de esas ventajas para fomentar la mano de obra agraria, lo que se ha hecho es reducir las peonadas para acceder a los subsidios, lo que causará mayores problemas para encontrar personas que se encarguen de recoger las cosechas.

Para APAG Extremadura Asaja, las medidas aprobadas en Consejo de Ministros, publicadas hoy a través de Real Decreto Ley, son un lavado de imagen de cara a la galería, pero no propuestas que den soluciones al sector agroganadero que sigue tocado y reclamando medidas prácticas destinadas a atajar los bajos precios o la competencia desleal que viene del exterior.

PAC

Por último, el líder agrario ha querido volver a incidir en la “inmensa preocupación” que tiene el sector ante el nuevo horizonte presupuestario en la Unión Europea y los recortes que se puede dar en la Política Agraria Comunitaria. En situación de crisis total, y con un campo asfixiado que se produjera un recorte en las ayudas de la PAC sería la puntilla definitiva, por lo que “no se puede permitir que el sector agroganadero pierda ni un solo euro de fondos europeos”, ha concluido.