El delegado de la Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) en Extremadura, Serafín Cortés, ha alertado del “deterioro” que sufre la caza menor en la comunidad autónoma, que este año “continúa”.

La problemática que vive la liebre con la mixomatosis o la mala situación de especies como el conejo o la tórtola han marcado el primer semestre del año, ha afirmado Cortés a Efe, por lo que no se ve “ninguna recuperación” del sector.

Ha explicado que la situación de la liebre es alarmante debido a las muertes que a diario se está cobrando la mixomatosis, por lo que ha pedido medidas para paliar este problema por parte de las administraciones.

En cuanto a la tórtola, el impulso a este ámbito en Marruecos y la falta de incentivos en Extremadura destinados a esta especie “lastran” este segmento.

En su opinión, la Junta de Extremadura debe incentivar la caza menor de igual forma que lo hace con la caza mayor, con iniciativas decididas que impulsen la recuperación de la tórtola, así como de la liebre, el conejo u otras especies.

Serafín Cortés también ha pedido que la normativa autonómica de caza vuelva a la situación anterior a la actual ley, pues se está “gravando” económicamente a las sociedades locales de cazadores.